miércoles, 14 de junio de 2017

La Divina Comedia - Dante Alighieri

SinopsisLa Divina Comedia es una obra extensa, compleja, extraña, llena de momentos sublimes e inolvidables, pero también de otros difíciles y farragosos. Un grandioso poema donde el autor quiso aunar la poesía con el conocimiento. Un viaje por los Reinos de Ultratumba lleno de incidentes y peripecias, en las que Dante vierte toda su fantasía y capacidad de fabulación, desde los parajes más lóbregos e infectos del Infierno, hasta los más resplandecientes e inmateriales del Paraíso, pasando por las delicadas descripciones paisajísticas del Purgatorio. La «Divina Comedia» da cuenta de una completísima gama de sentimientos humanos que nos emocionan y admiran. Esta selección ofrece un panorama general de la obra que pone de manifiesto el porqué de esa fascinación que no cesa y se renueva a lo largo de los siglos, de esta obra inmensa del genio humano.


Esta magnífica obra se sitúa en la Edad Media. En dicha obra y con la literatura italiana, partimos desde el siglo XIX.
En Italia, surge el Humanismo, que tiene tres representantes principales; en los que, entre ellos, se encuentra Dante, el autor de La Divina Comedia.
En esta obra, tendremos como cuna del Humanismo a la Escuela Toscana desde la que nace el “dulce stil muduo”, lo que es muy importante, ya que representa a la mujer como “donna angelicata” que significa “musa inspiradora”. Esto es fundamental, ya que en La Divina Comedia está presente Beatriz, la musa inspiradora del autor.
El Humanismo es la antesala del Renacimiento, por lo cual podemos decir que tiene los mismos paradigmas que el renacimiento, pero es exclusivo de Italia. Además, si nos introducimos en la historia podemos observar lo contrarios que son con la Edad Media (S V/CV). Por ejemplo, en la Edad Media, Dios era lo principal, el pueblo seguía las “leyes divinas”, y ya en el Renacimiento, persiste la idea del hombre como lo principal, el antropocentrismo, dejando de lado a la religión.  El hombre comienza a creer en sí mismo.
Como mencioné antes cuando nombré a los representaste del Humanismo, se puede decir que Dante es el primer humanista, gracias a su obra, que según la Literatura Universal es la obra más perfecta.
La Divina Comedia es la obra perfecta debido a que tiene tres partes: El infierno, el purgatorio y el paraíso.
Su escritura es un poema alegórico, está destinado a enseñar a cómo transitar la vida. Y está escrita en tercetos encadenados.
Respecto al título, Dante en primer lugar llama a su obra “Comedia” y también la llama “sagrado poema”. Pero Boccaccio (Escritor y humanista italiano. Es uno de los padres, junto con Dante y Petrarca, de la literatura en italiano) le agrega el término “divina”.
La Divina Comedia le ha servido a Dante para definir el infierno, él es el primero que ha conseguido organizar el infierno, el purgatorio y el paraíso y que encima lo consigue humanizar.
Su “ídolo” es Virgilio (escritor de La Eneida), por eso, será la “razón” en la obra y será quien va a guiar a Dante en sus andanzas por el infierno.  Virgilio representa el arte clásico y Dante representa el alma en tránsito de todo ser humano.
En cada círculo del infierno, hay un pecado.
El infierno es desesperante y sin esperanza. El autor intenta mostrar que después de la muerte lo que importa son las decisiones que se han tomado en vida.
La biblia es la fuente del “más allá” más importante para Dante. Escribió “El infierno” para persuadir a la gente para que viva mejor, es una hazaña de tipo psicológica.
En el infierno hay pecados que tienen que ver con la debilidad humana, que no buscan herir al prójimo. Y, sin embargo, hay pecados de pura malicia, en donde se pone en juego la inteligencia y la intención para herir al otro y todo se justifica mentalmente.  
El purgatorio está ubicado en el centro del hemisferio de las aguas, está ubicado en una isla solitaria detrás del Infierno.
En el purgatorio hay una anti-posición muy marcada, ya que en el infierno el pecado era el centro y aquí, lo es el perdón; las almas van a liberarse de sus pecados. Y lo van a hacer a través de “dos métodos”. El primero consiste en castigos temporarios y el segundo en ejercicios espirituales.
Por el contrario, al infierno, cuanto más se asciende a las cimas, menores son las culpas.
Existe también un “ante purgatorio” del que no pueden salir tan fácilmente, ya que ahí están los que tardan en arrepentirse.
Aquí, un ángel les escribe “7 P” que significan los siete pecados capitales y a medida que van avanzando, con sus alas se las va borrando, es decir, se va despejando de sus pecados.
Desde la cima del purgatorio, Dante ve todos los cielos.
El paraíso está formado por nueve cielos concéntricos. Cada cielo está movido por las órdenes angélicas. Y los cielos están divididos/ordenados según las disciplinas/artes medievales, que son nueve.
Todas las partes tienen 33 cantos más la introducción primera, con la que forman el número perfecto: 100. 

Entre mis cosas favoritas de esta historia, está el contexto histórico y el trasfondo en el que surge. Por eso, traté de que la persona que lea esta entrada, pueda entender un poco sobre el ámbito en el que surge, aunque he omitido algunas partes que he aprendido gracias a esta obra por la dinámica del post. Pero me encantaría contarlo todo. 
Me resulta meramente fascinante que en partes del infierno, por dar un ejemplo, haya autores conocidos o representantes clásicos e incluso familia de Dante o de su época. Es realmente conmovedor y genial leer esta historia con su contexto porque dice mucho más que lo que dicen sus páginas, se ve desde otra perspectiva. 

Y no está de más expresar que el infierno está divido (son cada canto de la primer parte) y que en cada canto y círculo va a haber un pecado. Y que los pecados van desde los más "leves" hasta la traición, que es el peor pecado de todos para él. Esto tiene una explicación lógica para el ambiente de Alighieri puesto que él se sintió traicionado por su pueblo, cuando vivió un exilio. 

Es uno de mis libros favoritos ahora. Nunca había rayado tanto un libro, lo juro. Y cabe destacar que me encanta poner post-it y hacer anotaciones y personalizar mis lecturas, apropiármelas y escribir lo que me hicieron sentir, pero nunca lo había hecho con tanto énfasis a pesar de ser una lectura obligatoria en la Facultad. 

Más allá de la religión y demás que no comparto, es un libro obviamente importantísimo en nuestra historia y un clásico de la literatura, se lo recomiendo a todos los que tengan ganas de leer una historia que está claramente bien pensada y si bien no es "nada inventado", está humanizado y eso me parece re importante. 

Un detalle es que cada canto (las tres partes) finalizan con la palabra "estrellas". 



2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    ¿Quién no conoce la Divina comedia? Sin embargo, nunca me he atrevido a leerla. No por miedo, sino porque soy muy mía para la lectura, y creo que no me encuentro en el momento idóneo para leer este libro. Quizá más adelante me anime y lo lea.
    Gracias por la reseña.
    Por cierto, ya te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Hooooola guapa!!!!

    Pues mira que no veas lo conocida que es esta novela y yo todavía sin hincarle el diente no nada. Me alegra saber que es de esas que hay que leer sí o sí. El Renacentismo es una de las corrientes más preciosas que ha dado la Hustoria del Arte, y el Humanismo, por supuesto. Creo que hay una belleza explícita en todo ello, un razonamiento científico como base, que es de agradecer después de la oscura Edad Media.

    Ha sido genial que contextualizases el libro, porqué así una refresca las neuronas y es más fácil saber por dónde va a tirar el autor y lo que quiere decirnos.

    Un besote enooooorme!!! ♥

    ResponderEliminar